Preservar la reputación de una pyme implica proteger los nombres de dominio de Internet y la confidencialidad. En un reciente estudio llevado a cabo por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, Euipo ha evaluado el uso que hacen las pequeñas y medianas empresas de la propiedad intelectual para respaldar su actividad económica.

¿Cuál es el principal motivo para registrar estos derechos de propiedad intelectual?

El 60% de las empresas encuestadas por la UE señaló que proteger sus innovaciones había tenido un impacto muy positivo para sus negocios, teniendo funciones como el aumento de su reputación, la mejora de la fiabilidad y el refuerzo de las perspectivas empresariales a largo plazo.

Además, una tercera parte de las empresas reconoció haber sufrido vulneraciones de sus derechos de propiedad intelectual. Habitualmente, este tipo de conflictos se resolvieron por parte de las pymes a través acciones judiciales, que suelen ser procedimientos largos y que requieren un importante desembolso económico.

Sin embargo, algunas pymes permiten el quebrantamiento de sus derechos de propiedad intelectual debido a la falta de conocimientos y a la complejidad de los trámites. 

Referente a esta temática, el año pasado la Euipo publicó el informe “Los derechos de propiedad intelectual y el rendimiento de las empresas en Europa”, en el que se mostraba que las grandes empresas tienen más probabilidades que las de menor tamaño de ser titulares de derechos de propiedad intelectual. Las estadísticas son abrumadoras al respecto: un 40 % de multinacionales y grandes compañías tiene registrados sus derechos, frente a solamente un 9% de pymes.

El informe actual ha apuntado que aquellas pequeñas y medianas empresas que tienen derechos de propiedad intelectual presentan un 32% más de ingresos por empleado que las pymess sin protección.

En definitiva, las pymes deben estar actualizadas con respecto a la propiedad intelectual y las instituciones encargadas de ello, deben establecer una relación fluida con ellas para contribuir a la solución de problemas a los que las pequeñas y medianas empresas se enfrentan.

Fuente: TICBEAT